el taller la atención es:

  • medio para optimizar los recursos humanos de una empresa u organización
  • instrumento de formación personal y profesional
  • herramienta que mejora la calidad de vida de los individuos
  • práctica de auto conocimiento y auto evaluación
  • ejercicio de participación responsable
  • todo lo contrario a un curso teórico
  • ayuda para descubrir y desarrollar el potencial de la persona
  • ayuda para el empleo racional de dicho potencial

proporciona:

  • reeducación y equilibrio emocional
  • conciencia del movimiento y del cambio
  • eficacia en la percepción
  • fluidez en las relaciones personales y profesionales
  • sentimiento de creatividad en todas las acciones
  • sentimiento de existencia no rutinaria
  • mayor capacidad y calidad de escucha
  • capacidad negociadora
  • confianza responsable, en sí mismo y en su grupo
  • producción sin estrés
  • asimilación y gestión no traumática del cambio
  • valoración ecuánime de personas y conflictos

actitud, motivación, creatividad, responsabilidad

Aunque muchas veces tengamos la falsa impresión de ser sólo partes de un gran mecanismo, los individuos no somos piezas intercambiables. El taller la atención permite tomar plena conciencia de nuestra innata singularidad y de la novedad de cada instante.

Las experiencias del taller, de un viaje, o de nuestro trabajo, estarán siempre mediatizadas por la actitud con que nos dispongamos a vivirlas. En el taller la atención -al tomar conciencia de la actitud con que cada uno vive las múltiples y diversas experiencias- abordamos el camino más corto hacia la responsabilidad.

  • practicamos la familiarización con todo el caudal de motivación, potencialidad, creatividad y responsabilidad de lo espontáneo y auténtico
  • practicamos la apertura y entrega a la experiencia del momento presente
  • encontramos las propias trabas y bloqueos a esa apertura

Los efectos favorables del ejercicio continuado de veracidad y autenticidad  que propongo en el taller la atención se plasman tanto en el plano personal como en el colectivo. Se trata de un auténtico ejercicio de salud, eficaz y necesario, practicable por cualquier persona, con indiferencia de su nivel jerárquico o grado de responsabilidad en la empresa u organización.

modalidades

  • grupo a domicilio en empresas u organizaciones (máximo diez personas); sesiones de dos horas
  • práctica individual; sesiones de una hora
  • trabajos intensivos en horario laboral o fin de semana


Patagonia, noviembre de 2004